Río de palabras

https://www.infobae.com/grandes-libros/2017/10/12/el-universo-en-la-palma-de-la-mano-10-microrrelatos-de-ana-maria-shua/

haiku

Un ave muerta
Agua contaminada
Truncada vida

                  ( Jofran  Morlo)

3 enero, 2018 Carlos Menéndez

Una historia sobre el cuerpo

El joven compositor, que trabajaba ese verano en una colonia de artistas, la había observado durante una semana. Ella era japonesa, pintora, tenía casi sesenta y él pensó que estaba enamorado de ella. Amaba su trabajo y su trabajo era como la forma en que ella movía su cuerpo, usaba sus manos, lo miraba a los ojos cuando daba respuestas divertidas y consideradas a las preguntas de él.

Una noche, volviendo de un concierto, llegaron hasta la puerta de su casa y ella se volvió hacia él y dijo: «Creo que te gustaría tenerme. También a mí, pero debo decirte que he sufrido una doble mastectomía». Y cómo él no entendía, aclaró: «He perdido mis dos pechos».

La radiante sensación que él había llevado consigo en su estómago y en la cavidad de su pecho ––como música–– se marchitó de pronto y él se obligó a mirarla mientras decía «Lo siento. Creo que no podría».

Volvió a su propia cabaña a través de los pinos, y a la mañana se encontró un pequeño recipiente azul en el porche. Parecía estar lleno de pétalos de rosa, pero cuando lo levantó, vio que los pétalos de rosa estaban arriba; el resto del bol ––ella las había barrido, seguramente, de los rincones de su estudio–– estaba lleno de abejas muertas.

Este microrrelato de Robert Hass (cuyo título original es A story about the body) aparece en su obra Articulations: The Body and Illness in Poetry (1994). Traducción: Ana María Shua.

Yo  necesito
Aunque  no seas té 
Beberte a fondo 
          (Jofran Morlo )
Eslabón de soledad 
Por Jofran Morlo

Los zarpazos de la desesperación 
Le cercenaron la infancia junto a él 
No hubo tiempo para pedir perdón 
No hubo tiempo para jugar 
No hubo tiempo para compartir 
No hubo tiempo para sonreir.
Sin saber nada de feminismo 
Vistió valentía, acogió sus hijos en sus alas 
Y remontó el cielo.
Siglos de nubarrones 
Desiertos interminables 
Tiempo sin eventos que medir
Ojos sin horizonte que perseguir.
Se refugió en la sonrisa vagabunda una y otra vez.
 ¿Cómo decir te quiero cuando no sé cómo decirlo?
Crepitan las lágrimas el vacío 
La noria sigue su enésima ronda 
La lluvia inunda su corazón
 Y el sol llora lágrimas de arcoiris.
La multitud inunda las calles que recorro 
Sin embargo están vacías para mí 
La estación ferroviaria bosteza después de una noche de tormenta 
La red del destino busca otro nudo 
El día está nublado 
El precipicio me llama
¿Quién le contará un cuento? 
¿Quién le advertirá que el mundo es hostil? 
¿Quién pondrá su mano en el hombro para que no caiga?
El miedo repite la historia 
La voz se ahoga en el río de la angustia
La decisión es no decidir 
¿Habrá una oportunidad?
                               Santa Tecla, 2019

Photo by Suliman Sallehi on Pexels.com

https://lazebra.net/2017/02/01/jose-maria-mendez-microcuentos/

libros https://www.zendalibros.com/

https://soundcloud.com/jofranradio/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora